Comunidad Sorda

On 16 octubre, 2012 by elixabete
Comentar Aqui
Gracias por tus comentarios

Muchas veces, nos empeñamos en ver la sordera como una discapacidad y no nos damos cuenta de que es mucho más que eso. Las personas sordas, por el hecho de ser sordas, poseen una forma diferente de percibir y vivir y por ese motivo existe lo que llamamos “comunidad sorda”, que tiene unas características que la diferencian de la que sería su opuesta, la “cultura oyente”.

Esta comunidad sorda, compuesta por sordos y oyentes, esta basada, sobre todo, en unas características lingüísticas y en una percepción visual del mundo. Pero puede decirse que su mayor tesoro es la lengua de signos, la cual se transmite por el canal viso-gestual a diferencia de la lengua oral que es por el canal vocal-auditivo. Y, quizá, el peor enemigo de esta comunidad sean las barreras de comunicación.

El termino de “comunidad sorda” surgió a partir de los años 70, cuando la gente comenzó a unirse en grupos para reivindicar la lengua de signos y todas las características propias de las personas sordas. De todo esto nace una distinción ortográfica que diferencia a las personas sordas pertenecientes a la comunidad sorda (“Sordo” con mayúscula) y personas sordas que no participan de esa cultura (“sordo” con minúscula).

Se dice que las personas Sordas, las que pertenecen a la comunidad Sorda, tienen identidad Sorda.

Básicamente lo que diferencia a una persona Sorda de una persona oyente es la percepción del mundo, ya que los sordos, al carecer total o parcialmente del sentido auditivo, se basan en el canal visual para percibir.
 
Por eso mismo van a anteponer unas preferencias a otras y por eso, por ejemplo, suelen ser grandes consumidores de productos audiovisuales, grandes deportistas… Puede parecer que una percepción visual del mundo no puede diferenciar tanto a una comunidad de otra, pero si nos ponemos a pensar esto influye hasta en el humor (las intérpretes solemos decir que los Sordos tienen humor Sordo).
 
Evidentemente, no solo les diferencia el hecho de ver la vida de forma visual, durante la historia han recibido una educación diferente a la nuestra, han tenido que luchar por cosas que a nosotros nos han sido dadas, han tenido barreras de comunicación, muchos han sufrido discriminación… Todo esto marca el carácter de una comunidad.
 
Y sí, sé que algunos estaréis pensando que al fin y al cabo viven en un mundo oyente y que, ¡qué leches, se tendrán que adaptar! Que tengan unos rasgos diferenciados de los nuestros y que formen una comunidad porque compartan luchas, valores, humor… no quiere, en absoluto, decir que formen un gueto apartado de nuestra sociedad. Viven con nosotros y participan de nuestras actividades hoy en día más que nunca, lo cual nos alegra y nos enriquece a nosotros y a ellos.