Diferentes formas de NO oír

On 23 octubre, 2012 by elixabete
Comentar Aqui
Gracias por tus comentarios

Hasta ahora, en el blog hemos hablado de los sordos como si fueran un grupo homogéneo, pero obviamente, no lo son y muchas son las cosas que diferencian a unos sordos de otros. Hablaré de bastantes en futuras entradas, pero hoy me voy a centrar en la primera cosa que condiciona a una persona sorda: la propia sordera.

Existen diferentes tipos de sordera y cada tipo afecta a la persona de una forma diferente. Veamos, entonces, qué tipos de sordera existen:


Clasificaciones de la sordera.
  • En función de la zona donde se localiza la lesión
Pérdida auditiva conductiva o de transmisión (la lesión está situada en el oído exterior o medio): No sueles ser pérdidas severas y, en la mayoría de los casos, puede hacerse uso de audífonos.

Pérdida auditiva sensorial, neurosensorial o de percepción (hay un daño en las células ciliadas del oído externo o en los nervios que lo abastecen): La sordera puede ser de leve a profunda y suele afectar a algunas frecuencias del sonido más que a otras.

Pérdida auditiva mixta (existen aspectos de pérdidas conductiva y sensoriales).

  •  En función del grado de pérdida auditiva

La audición normal implica que exista audición por debajo de los 20 dB y a partir de ahí las pérdidas autitivas se clasificarían así:



Deficiencia auditiva leve: Umbral entre 20 y 40 dB.
Deficiencia auditiva media: Umbral auditivo entre 40 y 70 dB.
Deficiencia auditiva severa: Umbral entre 70 y 90 dB.
Pérdida profunda: Umbral superior a 90 dB.

  • En función de la edad de pérdida auditiva

Hay un momento muy importante por el que pasan los niños sordos, el de la adquisición del lenguaje y dependiendo del momento en el que se pierde la audición hay dos tipos de sordera:

Sordera prelocutiva: si la discapacidad sobrevino antes de adquirir el lenguaje oral (antes de 2 años).
Sordera Postlocutivasi la discapacidad sobrevino después de adquirir el lenguaje oral (después de 3 años).

Generalmente los sordos postlocutivos presentan menos problemas en el habla que los sordos prelocutivos.



Por esto, no es lo mismo una persona con una deficiencia auditiva leve (también llamados hipoacúsicos) y postlocutivo que otra persona con una perdida profunda (también llamada cofosis) y prelocutiva. No podemos olvidar que existen otros muchos factores que influyen en cómo es una persona, pero lo normal sería que la primera persona se encuentre a diario con menos barreras de comunicación que la segunda.